Cartas al director

Foto: Gigantes Manel Comas con la Copa del Rey de 1995

Por Rubén Gazapo Ramos

!Qué cosas tiene la vida! hace unas semanas me contaba nuestro buen amigo e incondicional Josemi que en una ocasión escribió una de esas cartas al director que a diario, semanalmente, o mensualmente se publican en los medios de comunicación.

Tirando del hilo su carta vino motivada por el cese de Herb Brown como entrenador del Baskonia en el otoño de 1992.No fue hasta enero del 93 cuando la Revista Gigantes del Basket publicó su carta en el nº 374 (04/01/93). Una decisión que ponía fin a dos años y medio en los que el neoyorquino dirigió al Baskonia de manera sobresaliente hasta su destitución, como nos narra Josemi.

Meses después en el inicio de la temporada 93/94 el Baskonia caía en Badalona  en la tercera jornada de Liga ACB (82-73)  pero la noticia no fue el resultado en si mismo, siendo el Joventut de entonces superior al conjunto baskonista deportivamente hablando, sino la patética y burlesca actitud de su entrenador  Zeljko Obradovic.

El serbio  a falta de escasos segundos para finalizar el partido y con la victoria asegurada pidió un tiempo muerto para dirigirse al público y hacer unos cuantos gestos  poco deportivos hacia su rival.

Esta indignante actuación de Obradivic  sacó toda mi rabia interior y la plasmé en una carta a Gigantes que fue publicada el 18 de octubre de 1994 (Nº 415) coincidiendo con un número especial sobre la (primera) retirada de Michael Jordan.

10 años después recupero de mi archivo baloncestístico ambas cartas y poder  comprobar  como éramos entonces opinando sobre la actualidad baskonista.. En mi defensa tengo que decir que apenas tenía 16 años por entonces, jeje.Por cierto tras las cartas y en ese mismo número en el que aparecía la mía también me publicaron una pregunta que trataba sobre la trayectoria de Ken «Animal» Bannister previa a su llegada a Vitoria, toda una curiosidad.

josemiherbbrowncartarubenobradovicarta

bannistergigantesManel Comas tuvo la oportunidad de «vengarse» deportivamente de Obradovic, cumpliendo así con aquel dicho castellano «Arrieros somos  y en el camino nos encontraremos».  Efectivamente así fue.

Primero en la Copa del Rey 93/94, es decir meses después de aquel célebre  y famoso tiempo muerto de Obradovic, el Baskonia eliminaba a la Penya en cuartos de final. Manel no pudo contenerse a los cánticos de aquel pabellón cordobés que ansiosos de espectáculos  mayores gritaba al unísono «Tiempo muerto, ta, ta ,ta…tiempo muertoooo!!»

Comas lo pidió aunque el se justificó con la imposibilidad de poder hacer algunos cambios por falta de tiempo para solicitarlos.

Con el tiempo muerto solicitado cambió a los 5 jugadores de cancha por los suplentes , la mayoría jóvenes como Iñaki Gómez, Talaveron…

Al día siguiente los medios de comunicación  no desaprovecharon la ocasión para hablar de la revancha de Comas.

Posteriormente el Baskonia se proclamaría subcampeón de Copa, y el Joventut que todo hay que decirlo campeón de la Euroliga en Tel Aviv.

Un año más tarde el Baskonia y la Penya se volvieron a enfrentar en la Copa de Granada con el mismo resultado entre ambos y con el Baskonia alzándose con el titulo por primera vez en su historia.

En los posteriores encuentros ligueros los de Comas vencieron una y otra vez  a los de Obradovic con el tiempo muerto de marras siempre flotando en el ambiente como una amenaza sobre el coach verdinegro.

Toda una Polémica!!!

You must be logged in to post a comment Login