Liga ACB J31. Laboral Kutxa Baskonia 80-90 Asefa Estudiantes

Foto: Acbphoto/Jon Izarra. Omar Cook superado por Jayson Granger

(EFE).- El Asefa Estudiantes terminó con la maldición de una de sus canchas aciagas en la Liga Endesa y diez temporadas después fue capaz de vencer al Laboral Kutxa en el Buesa Arena (80-90).

Los colegiales habían caído en las nueve últimas visitas al coliseo vitoriano y después de cuarenta minutos de baloncesto coral los de Txus Vidorreta pasaron por encima con solvencia y comodidad de un equipo baskonista desconocido al que sacaron los colores.

Jayson Granger dominó el ritmo de partido, 17 puntos, y Kuric fue el bastión ofensivo, 25 puntos, ante un Laboral Kutxa que solo tuvo a Nocioni, 27 puntos, como único argumento para quebrar la racha de últimos cinco triunfos de los de Tabak.

Laboral Kutxa y Asefa Estudiantes arrancaron el duelo con nula tensión en un desangelado Buesa Arena. Las defensas estuvieron también ausentes lo que facilitó un buen ritmo de anotación, 15-23 minuto siete.

El demoledor acierto de los madrileños en los lanzamientos de campo, doce canastas de 21 intentos, y sus trece rebotes permitieron a los de Vidorreta alcanzar el minuto diez con un cómodo 19-28.Laboral Kutxa concedió todas las facilidades bajo su aro y un disciplinado Asefa Estudiantes, con Granger y Clark como estiletes, aprovechó la desgana y apatía local para sacar los colores a los de Tabak, (24-39, m.15), lo que desató los silbidos del público antes del tiempo muerto del croata.

Intentó Laboral Kutxa arreglar el desaguisado pero la brecha se quedó en 36-49 al descanso.No cambió el panorama en la reanudación, con un Asefa Estudiantes que mantuvo el pulso con la anotación de Kuric ante un Laboral Kutxa decidido a aplicar el acelerador con la entrega de Nocioni y Lampe.

Le costó al Laboral Kutxa revertir la tendencia del partido después de muchos minutos de apatía y un Asefa Estudiantes cada vez más cómodo sobre la pista que se negó a entregar con facilidad la ventaja en el marcador (49-63, m.28).

Nocioni y Lampe se repartieron los 18 puntos del Laboral Kutxa en el tercer cuarto, pero estuvieron demasiado solos y nada pudieron hacer para evitar que Asefa Estudiantes empezara el periodo definitivo con catorce de ventaja, 54-68.

Quemó sus naves el cuadro vitoriano con un intento de remontada que le llevó a situarse a solo nueve puntos, 65-74 minuto 33, pero de nuevo emergió el trabajo colectivo de los madrileños para no sufrir hasta el bocinazo final.

ESTADÍSTICAS DEL PARTIDO

VIDEO RESUMEN

You must be logged in to post a comment Login

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies