Liga ACB J13.Blancos de Rueda Valladolid 71-93 Caja Laboral Baskonia

Foto: acb.com Maciej Lampe ante Hunter en Pisuerga

Blancos de Rueda Valladolid 71-93 Caja Laboral Baskonia

(EFE).- El Caja Laboral sigue con su progresión tras la llegada al banquillo de Zan Tabak y mostró su mejor versión ante un Blancos de Rueda Valladolid que adoleció de falta de mordiente ofensiva y que no estuvo centrado en defensa, lo que facilitó el triunfo visitante (71-93).

El Caja Laboral salió más centrado, más organizado y, sobre todo, mucho más acertado desde la línea exterior, lo que le aportó una importante dosis de confianza para hacerse con el ritmo del juego y mandar en el electrónico con ocho puntos de ventaja (14-22) en el minuto 9.

El cuadro baskonista dominaba todas las facetas del juego, con un Maciej Lampe muy efectivo que permitió a su equipo finalizar el primer cuarto con una ventaja de diez puntos (16-26), ante un Blancos de Rueda a medio gas y muy flojo en defensa.

El segundo cuarto se mantuvo por los mismos derroteros, con un Caja Laboral muy seguro y controlando el juego sin apenas dificultad gracias a la calidad de jugadores como Causeur o Lampe, que hicieron mucho daño a la defensa local, aunque el Blancos de Rueda no bajó los brazos.

El tiempo muerto de Roberto González sirvió para que los locales apretaran los dientes y buscaran sus armas para intentar recortar las diferencias, lo que lograron en los últimos compases a través de la capacidad de lucha de Renfroe y Hunter, fundamentalmente, para dejar el resultado en 37-46 antes del descanso.

El Blancos de Rueda tenía mucho por mejorar para frenar a un Caja Laboral que tenía las ideas muy claras y que, con Lampe como principal referente, seguía con su progresión, pero continuó mostrándose muy poco intenso en el plano defensivo, lo que propició una renta de 17 puntos para los visitantes (41-58).

No se quedaría ahí la diferencia, ya que los de Zan Tabak alcanzaron los 20 puntos de ventaja (46-66), momento en el que los locales reaccionaron, mejorando su conexión en la cancha, conNacho Martín como baluarte, para dejar el marcador en 56-71 a falta del último cuarto.

El técnico del equipo vallisoletano tuvo que pedir un tiempo muerto apenas dos minutos después ante la escasa aportación defensiva de sus jugadores, que los visitantes aprovecharon para aumentar la ventaja nuevamente hasta los 20 puntos (58-78), pero la arenga no tuvo su efecto.

El tiempo muerto de Roberto González sirvió para que los locales apretaran los dientes y buscaran sus armas para intentar recortar las diferencias, lo que lograron en los últimos compases a través de la capacidad de lucha de Renfroe y Hunter, fundamentalmente, para dejar el resultado en 37-46 antes del descanso.

El Blancos de Rueda tenía mucho por mejorar para frenar a un Caja Laboral que tenía las ideas muy claras y que, con Lampe como principal referente, seguía con su progresión, pero continuó mostrándose muy poco intenso en el plano defensivo, lo que propició una renta de 17 puntos para los visitantes (41-58).

No se quedaría ahí la diferencia, ya que los de Zan Tabak alcanzaron los 20 puntos de ventaja (46-66), momento en el que los locales reaccionaron, mejorando su conexión en la cancha, con Nacho Martín como baluarte, para dejar el marcador en 56-71 a falta del último cuarto.

El técnico del equipo vallisoletano tuvo que pedir un tiempo muerto apenas dos minutos después ante la escasa aportación defensiva de sus jugadores, que los visitantes aprovecharon para aumentar la ventaja nuevamente hasta los 20 puntos (58-78), pero la arenga no tuvo su efecto.

VER ESTADÍSTICAS

VER VIDEO RESUMEN

You must be logged in to post a comment Login

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies