El reencuentro de Abbio y Sconochini

Foto: Euroleague. Hugo Sconochini con el Baskonia 01/02

Foto: Euroleague. Hugo Sconochini con el Baskonia 01/02

Valencia, 15 mayo 2002 (EFE). La fácil victoria que consiguió el Tau Vitoria ante el Pamesa Valencia (86-66) dejó sin apenas historia el primer partido de la serie que enfrenta a ambos equipos pero, al menos, permitió el reencuentro de dos ilustres veteranos, Alessandro Abbio con la camiseta del Pamesa y Hugo Sconochini con la del Tau. Las vidas deportivas de Abbio y Sconochini tomaron un mismo rumbo en la temporada 1997-98, cuando este último llegó al Kinder de Bolonia tras un frustrante paso por la liga griega.

En el equipo boloñés vivieron juntos lo mejor de su carrera deportiva y alcanzaron la elite del baloncesto europeo. Sconochini había llegado a Italia con diecinueve años y desde entonces su juego no había dejado de crecer.

Tras seis temporadas en la LEGA, tres en el Regio Calabria, dos en el Milán y una en Roma, fichó por el Panathinaikos griego pero su aventura helena duró apenas doce meses. Aceptó entonces la oferta del Kinder, club en el que Abbio militaba desde hacía tres temporadas.

El escolta italiano había llegado a Bolonia tras seis temporadas en el Torino y en sus tres primeras campañas con su nuevo equipo, del que fue capitán, consiguió ganar dos Copas de Italia.

La temporada 1997-98 fue la de mayor éxito que ha vivido el Kinder en muchos años. Abbio y Sconochini apenas se llevan un mes y cuando comenzó la temporada ambos tenía 26 años. La terminarían con un año más y con una liga italiana y una Copa de Europa en su palmarés.

Su estancia conjunta en el Kinder se prolongó hasta el inicio de la pasada campaña y en ese tiempo acumularon una Copa de Italia y dos subcampeonatos, el de la Copa de Europa y el de la Copa Saporta. En diciembre de 2000, Sconochini dio positivo por nandrolona y fue sancionado.

Decepcionado por el trato que recibió de la directiva boloñesa, y obligado a cumplir un largo periodo de inactividad, se desligó de un club que esa temporada volvió a coronarse rey de Europa y a vencer en la Copa de Italia. Abbio sólo tardaría unos meses en seguir sus pasos. El alero argentino fichó por el Tau a final del pasado mes de noviembre y, poco a poco, se ha hecho con un hueco en la amplia rotación de Dusko Ivanovic.

Abbio llegó al Pamesa cinco meses más tarde, a principios de abril y desde hace unas semanas es el jugador más determinante del equipo de Luis Casimiro. Excelentes defensores, jugadores calidad, carácter ganador y lucha constante, el pasado martes se enfrentaron por primera vez después de haber compartido vestuario durante casi cuatro temporadas, de haber vivido juntos sus mejores momentos y de haber salido de Bolonia sin los honores que merecían.

En el primer partido de la eliminatoria que enfrenta a sus equipos, Sconochini no tuvo su mejor día, Abbio en cambio fue el mejor de su equipo. Sus 22 puntos suponen un tercio de los que anotó un Pamesa perdido al que intentó levantar pero en el que nadie le acompañó en el esfuerzo.

You must be logged in to post a comment Login