Calvin Chapman, el primer afroamericano baskonista

aranachampan

Foto:Saski Baskonia.Jesus Arana y Calvin Chapman lesionados en el banquillo de Mendizorroza

El 17 de setiembre de 1975 aterrizaba en Vitoria vía Nueva York, el pivot norteamericano de 23 años y 2,04  Calvin Chapman.

El Baskonia que había mantenido la esperanza en recuperar a Ray Price hasta última hora y ante la proximidad de la fecha límite para incorporar jugadores antes del inicio de la Liga se decidió por este poste procedente del baloncesto belga.

Nacido en West Heaven estudió  en la Universidad de Connecticut entre 1971-1974 fue un jugador relevante, es recordado aún por ser el noveno jugador en la historia de los Storrs capaz de anotar más de 1000 puntos, (1023), y también en atrapar 600 rebotes y sobrepasar las 100 asistencias (105). Cifras al alcance de muy pocos ex jugadores de esta Universidad entre ellos el actual jugador de la NBA Ray Allen.

Foto: Chapman a la derecha recibiendo galardón de MVP en UConn.

calchapmanChapman tuvo ante sí su primer obstáculo nada más llegar a Vitoria, hacer olvidar a la afición azulgrana a Ray Price que había encandilado al público de Mendizorroza el curso anterior siendo además el mejor extranjero de la competición.

Chapman, el primer jugador baskonista de raza negra, tenía otro estilo, era un jugador más técnico, mejor reboteador, mejor defensor, pero menos ofensivo que Price.

Más frio y sin esa chispa que caracterizaba a su predecesor acreditaba grandes números en su primer año en Europa .

Disputó la liga belga donde promedió 27 puntos y 15 rebotes vistiendo la camiseta del Carad.

El nuevo interior de la escuadra alavesa gustó y convenció desde el inicio, fue un nuevo referente ofensivo.

Ya en la primera jornada de la temporada 75/76 apenas tres días después de su fichaje por el Baskonia, debutó anotando 35 puntos ante L´Hospitalet, siendo además el mejor registro anotador de la primera jornada por encima de otros ilustres americanos de la Liga como Bob Guyette del FC Barcelona y Walter Szczerbiak que habitualmente superaban la treintena de puntos cada fin de semana.

Destacó en la primera victoria vitoriana en una histórica cancha como la del Joventut en Badalona, fue el 25 de enero de 1975. Chapman que anotó 34 puntos en ese encuentro, decantó el triunfo alavés sobre la bocina ante una incrédula afición verdinegra.

Champan finalizó la temporada  como el cuarto mejor anotador de la Liga con 25,6 puntos por encuentro, pero lo más importante lograr un año más la permanencia del Baskonia en Primera.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies