fbpx

Final de Euroliga 1º partido. Kinder Bolonia 65-78 Tau Cerámica Baskonia

Elmer Bennett ante la defensa de Bonora

Euroleague.net Elmer Bennett ante la defensa de Bonora

 EFE

El Tau de Vitoria, tras un partido espléndido del pívot Víctor Alexander (21 puntos y 19 rebotes), ha logrado el 0-1 en su pugna directa contra el Kinder de Bolonia en la serie final de la Euroliga de la ULEB, recuperando así la ventaja de campo que estaba en poder del equipo transalpino.

La primera parte fue dominada claramente por el Tau, que llegó al “ecuador” del partido con una ventaja neta de dieciséis puntos (30-46) y un claro dominio bajo ambos tableros, ya que los de Dusko Ivanovic capturaron 30 rebotes (20 defensivos y 10 ofensivos); por tan sólo 11 del equipo transalpino de Ettore Messina.
Y eso que las faltas personales se cebaron muy pronto con los hombres del conjunto vitoriano, ya que tanto Fabricio Oberto como Saulius Stombergas se tuvieron que ir al banco, el primero con cuatro faltas para el m. 4 y el alero lituano para el m. 12, siendo reemplazados por Luis Scola y Mindaugas Timinskas, respectivamente.

El primer cuarto concluía con una corta renta para los baskonistas (14-18), tras una soberbia actuación de Víctor Alexander, con un poderío reboteador impresionante (13 capturas en el primer período).

Además, el tiro exterior de los de Ivanovic funcionaba a tope. La ventaja vitoriana subió ya a los 23 puntos en el m. 24 (30-53), tras una nueva canasta del omnipresente Alexander, que supo hacer estragos en la zona boloñesa ante la baja por lesión de su compatriota de la Kinder, Rashard Griffith.

El pívot estadounidense del Tau, Víctor Alexander, se iba ya a los 17 puntos y 16 rebotes en el m. 26 (34-55 para los de Vitoria en el marcador). Brava reacción del Kinder en el m. 29 (47-59), ante el bajón de los baskonistas que entraron en una pequeña crisis al finalizar el tercer cuarto. Los italianos comenzaban a creer en la posibilidad de remontar el encuentro tras ponerse a doce puntos del Tau.

Sin embargo, el equipo vasco, que se rehizo bien, lograba llegar al término del tercer cuarto con una ventaja de catorce puntos (49-63), tras una postrera canasta de Víctor Alexander, bien secundado por un Laurent Foirest siempre en gran defensor y con acierto en los triples.

Antoine Rigaudeau, el base francés del Kinder, y Emanuel Ginóbili, el alero argentino, no tuvieron su noche, al estar lastrados por las faltas personales y la gran defensa del Tau.

La puntilla para el Kinder llegaba en el m. 33 con una canasta de Stombergas (52-71), con el equipo de Ettore Messina ya prácticamente roto y sin capacidad de reacción, y hasta carente de ideas a la hora de penetrar o de bloquear. Además, sus porcentajes de acierto en el tiro a canasta fueron muy bajos por la extenuante defensa baskonista.

El Tau se relajó y dio aire al rival boloñés, que recortó la diferencia hasta los nueve puntos (62-71) a falta de poco más de un minuto para el final del lance, aunque el resultado definitivo quedó establecido en un claro 65-78 para el equipo alavés, que “masacró” en el rebote a su adversario.

Estadísticas del partido 

 

You must be logged in to post a comment Login