Los 39 puntos de Querejeta al FC Barcelona

Querejeta39

Fotos:Norte Exprés.Antonio Guallar

Por Rubén Gazapo Ramos

A poco más de 24 horas para que se dispute el tercer encuentro de las semifinales de la Liga ACB entre el Baskonia y el FC Barcelona en el Buesa Arena,  y para no reincidir en los detalles previos de un duelo que se ha disputado esta temporada hasta en seis ocasiones, es un buen momento para recordar una de las mejores actuaciones de la carrera deportiva del actual presidente baskonista y que además fue ante el bando barcelonés.

Corría el 9 de abril de 1978, la temporada regular, entonces no se disputaban play offs se acercaban a su tramo final, el entonces Sallkon Basconia (entonces se escribía así) se alejaba de los puestos de descenso, era  el séptimo clasificado de doce equipos con un balance de 7 triunfos, 1 empate y 10 derrotas, recibía al FC Barcelona que ocupaba la tercera posición a una victoria de Joventut y Real Madrid.
 
Lo que se presumía como una jornada propicia para los intereses blaugranas para no descolgarse de la pelea por el titulo estuvo a punto de resultar trágica para la escuadra catalana que entrenaba Eduardo Kucharski.

El pabellón de Mendizorroza se llenó con cerca de 4.000 espectadores poblando sus asientos de madera y el ambiente motivó una gran actuación del conjunto verde dirigido por el ex-jugador de la casa Juan Pinedo.
 
Fue el Barça el equipo que tomó la iniciativa en el tramo inicial del encuentro y llegó a disponer de una ventaja de ocho puntos (13-21) que  podría haber resultada decisiva para  despegarse del cuadro local a tenor de la diferencia de potencial existente entre ambas plantillas. Los vitorianos reaccionaron y lograban empatar el duelo a 25 en un visto y no visto gracias a un parcial favorable de 12-4.

 
FotosBasFCB
 

A partir de ese momento el encuentro se tornó igualadísimo, incluso con el Basconia llevando el control del juego, así los alaveses se fueron al descanso ganando por un solo punto (48-47). Tras el paso por los vestuarios el dueño del encuentro iban cambiando en cada posesión, alternancias que se fueron dando posesión a posesión.

Los problemas de faltas del norteamericano del Basconia Francis Eugene Doyle motivaron que el peso anotador interior lo asumiera el veterano capitán Carlos Luquero (21 puntos) y especialmente en Josean Querejeta. El jugador guipuzcoano se batió en un duelo de anotadores con el también joven jugador rival, Chicho Sibilio. El hispano dominicano en tareas defensivas no podía contener al alero local y eso propició que el Basconia llegase crecido a los momentos más importantes del encuentro con una renta máxima de cinco puntos (84-79) a su favor.
 
Ya adentrados en el último minuto del partido, el Basconia llegaba venciendo por 94-91, el base blaugrana Miguelito López Abril reducía distancias (94-93) a falta de 32 segundos, poco después el mismo jugador cometía su quinta personal como  también sucedió  a continuación con el norteamericano Guyette culé en una sucesiva falta.
 
La peculiaridad del reglamento permitía que el conjunto atacante podría elegir si lanzar 1+1 desde la línea de tiros libres o sacar de banda para consumir tiempo de juego. El Barça aún no había entrado en el bonus de faltas personales y desde el banquillo Juan Pinedo eligió que sus jugadores sacaran de banda a falta de 7 segundos para el final y con el marcador favorable que continuaba 94-93.
 
Pero un mal pase de un jugador vitoriano permitió recuperar el balón a Chicho Sibilio que rápidamente encaró el aro local con un lanzamiento al que Josean Querejeta trató de taponar para impedir la derrota de un Basconia que se había merecido el triunfo. El colegiado guipuzcoano Urreizti lo tuvo claro y castigó esa acción del alero basconista con falta. Sibilio (autor de 31 puntos) dispuso de dos tiros libres que encestó y adelantaba a los suyos de manera definitiva (94-95). Garaialde a la desesperada lo intentó con un último lanzamiento lejano pero no hubo suerte.
 
El modesto Basconia se había quedado a un palmo de lograr un hazaña histórica. Querejeta lloraba desconsoladamente sobre la pista de Mendizorroza y el público vitoriano expresaba su malestar con esa «valiente»  decisión arbitral.

ANOTADORESBASFCB
Josean Querejeta con apenas 21 años recién cumplidos, cumplía su cuarta temporada en las filas del Basconia desde su llegada procedente del Atlético San Sebastían, había registrado la mejor actuación personal de un jugador del club de Vitoria-Gasteiz que no fuera norteamericano con 39 puntos. Solo jugadores foráneos como Phill Tollestrup, Ray Price, Calvin Chapman o Bruce Howland habían alcanzado o superado los 40 puntos anotados en un encuentro.
 
Esta anotación aupó al alero natural de Lazkao a entrar en el ranking de los 10 mejores anotadores de la Liga con un promedio de 21,6 puntos por encuentro, acabó la temporada con ese mismo promedio en octavo lugar, en una lista que por encima suyo se encontraban jugadores ilustres como  Essie Hollis que anotaba 41 puntos por encuentro con la camiseta del Arselux Granollers,  Jack Schrader de Mataró, Bob Fullarton de Manresa, Kerrty Davis  de Hospitalet, John Coughran  del Real Madrid o los nacionalizados David Brabender también del Real Madrid y el propio Chicho Sibilio del Barça.
 
Querejeta7778
 
Tras esa temporada, Josean Querejeta pese a suscitar el interés del FC Barcelona y del Joventut, equipo que se proclamó campeón de Liga en la última jornada en su visita a la capital alavesa, fue el Real Madrid el club que se hizo con sus servicios tras negociar un acuerdo con el Basconia.
 
Así la entidad que presidía Fernando Aranguiz firmaba el primer «gran» traspaso de un  jugador basconista un equipo grande, una práctica que casi 40 años después continua vigente en el club que preside el protagonista de este reportaje.

You must be logged in to post a comment Login