Final de Euroliga 4º partido. Tau Cerámica Baskonia 96-79 Kinder Bolonia

El mate de Timinskas sobre Anderesen

Foto: euroleague.net El mate de Timinskas sobre Andersen

Agencias

Un gran partido colectivo del Tau Vitoria, y especialmente de su director de juego, el estadounidense Elmer Bennett, ha aplazado la sentencia definitiva de al final de la Euroliga hasta el próximo 10 de mayo, fecha en la que la formación vitoriana y el Kinder Bolonia disputarán el quinto y último encuentro por el título en el Palamalaguti bolonés.

Una vez más, el Tau reaccionó cuando más difícil lo tenía en una serie absolutamente imprevisible, donde los dos equipos han demostrado una capacidad de acero para sobreponerse a los golpes. Le ocurrió al Kinder, que resurgió una vez asimilado el potencial vitoriano en el primer partido, y al Tau, que ha sido capaz de empatar tras dos claros triunfos de los italianos.

Nadie tiene una varita mágica para dilucidar el vencedor final de la competición. Cualquier resultado es posible en vista de lo acontecido en el «Fernando Buesa Arena», donde un enrabietado Tau marcó su territorio y aplazó la resolución de la eliminatoria con inesperada contundencia.

La magistral dirección de Bennett provocó una avalancha de juego sobre la canasta del Kinder en el primer cuarto que resultó decisiva. El temperamental base de Illinois protagonizó una de esas noches de grandes solemnidades y llevó en volandas a sus compañeros a un triunfo épico.

Pero derrotar a un ramillete de estrellas como el del Kinder exige algo más y el grupo de Ivanovic encontró en la versatilidad de Mindaugas Timinskas y en la mano de seda de Víctor Alexander los complementos necesarios. Un descomunal mate del escolta lituano delante de David Andersen (42-30 m.18) definió la tensión que impregnó la cancha vitoriana.

Foto: euroleague.net Ginobili ante Timinskas

El nombre propio de la serie, Rashard Griffith, se hizo más voluminoso que nunca debajo de los tableros, pero el corpulento americano estuvo demasiado solo en la pelea. Fabricio Oberto acabó por desquiciarle y le enviaó al banquillo con cinco faltas a siete minutos del final.

La respuesta del técnico italiano, Ettore Messina, que colocó una zona 2-3 a la desesperado también chocó contra la ambición del Tau (51-31 m.23). Esta vez, el Tau vio el aro italiano como una piscina y consumó otra gesta heroíca que ha vuelto a poner la final en el alero y abierta al posible regreso de Chris Corchiani.

Estadísticas del partido

You must be logged in to post a comment Login