Aquellos pioneros americanos del Baskonia

CLARIDAMADRID

Foto:Riley Clarida ante Corbalán del Real Madrid en 1984

Por Rubén Gazapo Ramos

Cuando en cualquier tertulia entre buenos aficionados baskonistas se repasan las trayectorias, los recuerdos o los momentos más destacados de los que hemos sido testigos, aquellos que calan en la memoria de todos los que hemos seguido al Baskonia durante décadas, siempre nos vienen a la cabeza un buen número de jugadores que han vestido la camiseta de nuestro equipo.

Buena parte de aquellos mitos, héroes e ídolos de juventud tenían nombres y apellidos norteamericanos.Essie Hollis, Abdul Jeealni, Larry Micheaux, Ralph McPherson son los primeros yankees que muchos vimos jugar en Mendizorroza.

Ya en los años 90 llegaron otros ilustres como Joe Arlauckas, Scott Roth, David Wood, Kenny Green y Elmer Bennett que dieron un salto de calidad al equipo azulgrana pero que también dejaron su impronta personal y profesional en la atmosfera del entonces pabellón Araba..

La apertura del mercado comunitario a partir de 1996 con la ley Bosman primero y después extendida al resto de países que se encontraban dentro de las fronteras naturales del viejo continente, fue frenando la llegada de profesionales estadounidenses al Baskonia, que apostaba por otro tipo de perfil de jugadores y los que llegaban de los Estados Unidos ya no tenían ni la influencia, ni la relevancia, ni la calidad de los de antaño.

Pero poco se habla, se ha escrito, o se conoce la historia en profundidad de los primeros jugadores extranjeros que llegaron a Vitoria en los primeros pasos de la escuadra alavesa en la máxima categoría del baloncesto nacional, esa antigua Primera División anterior a la creación de la Liga ACB.

Aquellos pioneros americanos que reforzaron a un equipo plagado de jugadores nacidos o arraigados en Vitoria-Gasteiz y que desde el primer día no solo asumían el papel de estrellas del equipo, eso sí con un bajo salario pero que acababan estando entre los máximos artilleros de la competición al final de cada temporada.Actuaciones fundamentales para sellar y garantizar año tras año la permanecía del Baskonia en liga.

Además fueron protagonizando anécdotas y momentos curiosos, su aclimatación a una ciudad como la capital alavesa,la comida, el clima, su relación con los compañeros…Por norma general dejaron un buen recuerdo, calaron entre los aficionados que acudían a Mendizorroza e incluso vieron nacer a sus hijos en Gasteiz.

Llega el momento por tanto de conocer más y mejor a esos jugadores. Así durante este verano de 2014 iremos recordando uno por uno a esos pioneros americanos baskonistas que desde Phil Tollestrup, hasta Terry White, pasando por Ray Price, Claude Gregory o Francis Doyle entre otros nombres más, pusieron un marcado acento americano al modesto Baskonia entre 1973 y 1985.

You must be logged in to post a comment Login