Semifinales Liga ACB J4. Tau Cerámica Baskonia 76–70 FC Barcelona

Foto: El Correo. Los jugadores del Baskonia celebran el pase a la Final

Foto: El Correo. Los jugadores del Baskonia celebran el pase a la Final

EFE.

Después de su sonado triunfo en la Copa del Rey, el Tau Vitoria se apresta a hacer doblete en la presente temporada después de consumar en una apasionante cuarta entrega la justa eliminación del Barcelona, que consumó su año negro en Vitoria con una derrota (76-70) y deja servida una inédita final de la Liga ACB entre el equipo vitoriano y el Unicaja de Málaga.

La cuarta entrega tuvo los mismos ingredientes que lo sucedido dos días antes. Al inicial fuerte estirón de los locales, que amasaron rentas cercanas a los veinte puntos, acompañó una irascible reacción visitante liderada por Jasikevicius con escaso éxito, dado que los alaveses se proclamaron justos finalistas.

Un Tau arrollador volvió a ser un compendio de virtudes y fraguó su claro dominio gracias a una descomunal intensidad defensiva y al acierto de dos piezas claves desde el inicio de las series por el título: Hugo Sconochini y Dejan Tomasevic.

El racial escolta argentino, recuperado para el baloncesto en Vitoria, y el estilista pivote serbio abanderaron al Tau en los 10 minutos iniciales, de nuevo primorosos en cuanto a la ejecución de los sistemas tácticos y el contragolpe.

Pese a estar sobreaviso, el Barcelona incurrió, de nuevo, en los mismos errores que el pasado martes y se refugió en el acierto de Ademola Okulaja -autor de 13 puntos en el primer cuarto- para capear el temporal que se avecinaba (24-12, m. 8) después de un parcial de 12-0 en apenas 120 segundos.

Aíto García Reneses, como medida de urgencia, recurrió en ese momento al anhelado Roberto Dueñas para alterar el rumbo del duelo y, de paso, la eliminatoria. El pivote madrileño tiene una precaria condición física y su entrada no surtió los efectos esperados. Su falta antideportiva a Bennett nada más iniciarse el tercer cuarto resultó sintomática de lo que el «techo» del baloncesto español está en condiciones de aportar. Se entiende que Scola, desacertado hasta ese momento, provocara una sangría en el aro azulgrana al empezar la segunda parte.

A las numerosas virtudes locales -el Tau roza la perfección en muchas fases de los partidos-, hubo que añadir el desacierto del conjunto catalán en el tiro libre, aderezado con unos porcentajes paupérrimos. El partido alcanzó su máximo punto de ebullición mediado el tercer cuarto.

El Tau, magistralmente dirigido por un Bennett sobre cuya figura se agotan los calificativos positivos, encendió la mecha (60-41, m. 26) y se dispuso a clavar la estocada a su rival pese a que las faltas empezaban a castigar a sus principales baluartes.

Se sabe que contra el Barcelona los partidos son eternos por la «ruleta rusa» del lanzamiento triple o la calidad que emana de ese prodigio llamado Jasikevicius. El lituano volvió a capitanear la enérgica reacción «culé» con ese inquietante 72-69 a falta de dos minutos, pero fue su único recurso y el Barcelona se hizo acreedor a la derrota final.

Estadísticas del partido

Árbitros: De la Maza, Martín Bertrán y García Ortiz. Excluyeron por personales a los locales Nocioni (m. 31), Sconochini (m. 31) Técnica al visitante Camata (m. 7), por protestar.

Incidencias: Cuarto encuentro de la serie semifinal por el título de campeón de la Liga ACB, de Baloncesto, disputado en el Pabellón «Fernando Buesa Arena» ante 9.200 espectadores. Lleno casi total.

You must be logged in to post a comment Login