Euroliga Top 8 J1. CSKA Moscú 89-78 Caja Laboral Baskonia (1-0)

Foto: El Correo. San Emeterio ante Krhyapa en el primer duelo del Top 8 en Moscú.

(acb.com) El Caja Laboral comenzó con derrota su andadura en los cuartos de final de la Euroliga, al caer de forma clara en la cancha del CSKA Moscú (89-78). Una pésima primera mitad y una segunda parte con luces y sombras, sentenciaron a un conjunto baskonista que mucho tendrá que cambiar si quiere volver a Vitoria con un triunfo en el bolsillo.

La intensidad y ganas mostradas por Fabien Causeur durante los minutos que estuvo en la pista, y el buen trabajo de Andrés Nocioni en la segunda mitad, lo más positivo de un equipo que tendrá el viernes una nueva oportunidad para inaugurar su casillero de victorias en esta eliminatoria.Vestido de verde, como homenaje a Vitoria y a su designación como “Green Capital” en el año 2012, el Caja Laboral afrontó los primeros compases del cuarto con máxima concentración.

Fue Milos Teodosic quien se encargó de inaugurar el marcador, intentando marcar terreno desde los primeros segundos. Sin embargo, la defensa baskonista estaba trabajando bien, mientras que el ataque, especialmente con un Maciej Lampe intenso, se mostraba acertado.

Aún así, el cuadro moscovita aprovechó los primeros errores del conjunto de Zan Tabak e, imprimiendo una velocidad a sus ataques poco habitual en los conjuntos de Ettore Messina y aprovechando sus buenos porcentajes, abrieron la primera brecha en el marcador (15-6, m.4) y obligaron al técnico vitoriano a parar el partido para ordenar de nuevo el juego de sus hombres.

Golpeando desde la línea de 6,75, el CSKA Moscú seguía abriendo brecha, mientras los tiros precipitados del Caja Laboral, que estaba imitando el ritmo que imprimía su rival, permitía que el marcador se moviera en torno a los 10 puntos de diferencia (20-10, m.6).

Fue entonces cuando se empezaron a mover los banquillos, tomando Fabien Causeaur y Milko Bjelica el lugar de Andrés Nocioni (ya con dos faltas personales) y Nemanja Bjelica.La defensa vitoriana se cerró y eso provocó que el CSKA dejara de estar tan cómodo en ataque, lo que unido a que comenzaron a mover el balón con mayor tranquilidad, frenó la sangría que podría haberse producido ya en el primer cuarto, periodo que finalizó con 26-19 en el marcador.

El segundo cuarto comenzó con el mismo guión que había marcado los compases iniciales del choque. Nenad Krstic hacía valer su fortaleza bajo los aros y complicaba un poco más el juego baskonista, que apostaba por Tibor Pleiss para compensar esta superioridad.

Al contrario de lo esperado, los primeros compases del tercer cuarto no hicieron presagiar nada bueno. Dos triples consecutivos de Sonny Weems situaron la diferencia en apenas unos segundos en 21 puntos (56-35), complicándose aún más la situación para los vitorianos.

El Caja Laboral parecía haber tocado fondo. Ya sólo se podía mejorar. Y las primeras muestras de este cambio llegaron pronto. Consiguieron forzar cinco faltas personales en sus rivales; Tibor Pleiss y Fabien Causeur se mostraban algo más intensos; y la defensa marcada por Tabak complicaba los ataques moscovitas.Así, las acciones positivas comenzaron a llegar. La cara del cuadro baskonista era otra, con un Andrés Nocioni enrabietado y dispuesto a cambiar el rumbo del partido.

El argentino anotó un triple cuando se alcanzaba el minuto 17 y capturó el rebote al lanzamiento posterior de Papaloukas, que permitió a Pleiss anotar una nueva canasta que les metía de lleno en el partido (64-52).Intercambio de canastas en los siguientes minutos e igualdad en el parcial del tercer cuarto (23-23). La mejoría del Caja Laboral había sido evidente en este periodo, pero aún le faltaba mucho por hacer para recuperar la ventaja de un CSKA que había sido superior durante muchos minutos (73-58).

La mejoría continuó en el arranque del periodo definitivo, aunque los males no habían acabado para el conjunto baskonista. Fernando San Emeterio tuvo que irse al banquillo tras recibir un golpe en el codo izquierdo que, de nuevo, desequilibró a su equipo.Mientras, el CSKA seguía a lo suyo.

Parecía tener bajo control el partido, aumentando el ritmo cuando hacía falta y relajándose en los momentos de mayor tranquilidad. Así, dos nuevos triples consecutivos, uno de Weems y otro de Teodosic, abortaban cualquier intento de reacción baskonista (79-60, m.33).

De este modo se cubrieron los últimos minutos del encuentro, en los que el Caja Laboral lograba completar sus primeros contraataques y aprovechaba para maquillar algo el resultado final (89-78).El viernes, segunda oportunidad para los hombres de Zan Tabak, que tendrán que mostrar una imagen bien distinta si quieren tener la oportunidad de doblegar a un CSKA que encarrila la eliminatoria a su favor.

ESTADÍSTICAS DEL PARTIDO

VIDEO RESUMEN

You must be logged in to post a comment Login

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies