Euroliga Top 16 J4. AJ Milano 74-107 Tau Cerámica Baskonia

Foto: Igor Rakocevic ante la defensa milanesa

EFE – Los de Dusko Ivanovic pasaron por encima de un Armani Jeans que asistió impotente al torbellino de baloncesto que le arrolló desde el salto inicial y nada pudo hacer por entorpecer la marcha de un rodillo implacable en su juego y que no conoce límites.

La sucesión de partidos y viajes en cualquiera que sea la competición no afecta a la mentalidad de hierro del Tau, que demostró una frescura de juego e ideas impropias de un equipo que se machacó hasta la extenuación con tres partidos el fin de semana.

El Tau aplicó la misma intensidad a su rodillo de juego que en el torneo copero y el Armani fue incapaz de situarse al nivel de exigencia que le marcaba el rival.Con unos inspirados Mickeal y Splitter, los de Ivanovic ya doblaban en el marcador a los italianos para el minuto cinco, 10-20, y continuaron abriendo una distancia sideral en el marcador.

El Armani Jeans ofreció una imagen diferente a la del partido jugado en Vitoria y todo fueron facilidades para el rodillo del Tau. El atlético Sow sufrió un calvario en su emparejamiento con Splitter y nada pudo hacer por frenarle. La defensa italiana no opuso resistencia y el Tau machacó una y otra vez el aro rival para concluir un primer cuarto en el que casi doblaba a los italianos, 16-31.

Prigioni manejó a su antojo el desarrollo del partido y puso la marcha que más le convenía al TAU. El argentino sentó cátedra con su dirección y la ventaja continuó disparándose.La defensa del Armani no se aplicaba con intensidad y los de Ivanovic se aprovecharon con unos porcentajes de escándalo. En el minuto 15 ya habían anotado 45 puntos, para alcanzar una ventaja de veinte, 25-45, y en los tiros de dos sólo habían errado uno de los trece lanzamientos intentados.

Con una renta más que tranquilizadora, Ivanovic fue dando entrada a la segunda batería de efectivos. San Emeterio, Barac, Ilievsky o Teletovic comparecieron en pista sin bajar un ápice la intensidad de juego.

La ventaja siguió creciendo hasta una máxima de 23 puntos, 33-56, que se quedó en un concluyente 37-58en el tiempo de descanso. Para evitar cualquier atisbo de duda o síntoma de reacción en el equipo italiano, el Tau volvió a la cancha para apretar el acelerador con su quinteto más fuerte.

La afición italiana asistió resignada a la exhibición de impotencia de los suyos y al vendaval de juego baskonista. Con una máxima ventaja de 27 puntos, 49-76 en el minuto 27, aparecieron los primeros pitidos al Armani Jeans. Tampoco sirvieron para detener el ansia de un Tau que siguió aplicando su particular rodillo y cerrar el tercer cuarto con todo sentenciado, 56-81.

Sólo restaba decidir hasta cuánto aumentaría la ventaja y si el Tau llegaría a los 108 del partido de Vitoria. El Tau alcanzó por sexta vez los cien puntos en Euroliga esta temporada, no llegó al guarismo de la ida y dejó la brecha final en treinta y tres, 74-107.

ESTADÍSTICAS DEL PARTIDO

 

Salir de la versión móvil