El Viaje por Manu González

Foto:Manu González con Dusko Ivanovic en el Hotel Canciller Ayala

Por Manu González

Me llega un mensaje de Rubén Gazapo pidiéndome que recuerde alguna anécdota relacionada con Rafa Muntión e Iñaki Garaialde. Me alegro de poder hacerlo a pesar de los años fuera del periodismo. Se agradece, y la máquina del recuerdo, que no de la nostalgia, empieza a funcionar.

Por encima de la multitud de emociones de la historia del Baskonia que vienen de la mano de sus voces, para mí recordar a Rafa y a Iñaki es acordarme del 3 de mayo de 2001. Ha llovido. Ese día el Baskonia jugó el cuarto partido de la final de la Euroliga, por entonces novata, contra la Kinder de Messina, Ginobili, Jaric…

Fue el partido del mítico mate de Timinskas. Yo cubría la información del Baskonia para Deia y antes del partido hablé con ellos sobre que, si había quinto partido, viajaría a Bolonia. Eso para mí sería una novedad, y la sola idea me emocionaba bastante.

Mediado el último cuarto, y con el partido roto a favor del Baskonia, se me ocurrió mirar hacia arriba, desde mi sitio en la zona de prensa, como queriendo asegurarme de que lo que vivíamos era real.

Y allí vi a Rafa y a Iñaki.Y allí vi cómo el primero,sin dejar de retransmitir el partido para sus oyentes,me señalaba y simulaba con los brazos el vuelo de un avión.Él,curtido en mil viajes vestidos de azulgrana, tuvo un detalle que nunca olvidaré.¡Que viajas, chaval! Quiso decirme con aquel gesto en medio de la euforia.

Mucho ha llovido, pero sirva este detalle como homenaje a dos voces ligadas a un club. A su historia y a sus emociones. Eskerrik asko!

You must be logged in to post a comment Login

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies