Crónica Final Euroliga.Baskonia 78-90 Maccabi

tau052

Foto: Euroleague. Arvydas Macijauskas en la Final de la Euroliga de 2005 en Moscú ante Maccabi.

acb.com.- El Maccabi Tel Aviv ha revalidado el título de campeón de Europa, venciendo por 90-78 y haciendo imposible el sueño del TAU Cerámica, que se queda por segunda vez a las puertas de la gloria.

Los vitorianos pueden volver de Moscú con la cabeza bien alta. Su gran juego, la victoria ante el CSKA y el subcampeonato demuestra su constante progresión y el éxito de un proyecto ganador y que volverá a estar arriba. Hace ya casi una década, el equipo necesitó tres finales para ganar la segunda competición continental, entonces denominada Copa de Europa. Con la Euroliga, quizá la tercera sea la vencida. Se lo merece.

El TAU Cerámica hizo un buen partido, pero no pudo con la máquina de baloncesto llamada Maccabi Tel Aviv, preparada por establecer una nueva dinastía. Desde 1991, desde la Jugoplastika, nadie ganaba dos títulos consecutivos, pero hoy Europa se vuelve a teñir de amarillo. De amarillo espectáculo, pues el Maccabi Tel Aviv disfruta y hace disfrutar jugando al baloncesto: velocidad, talento, mates, alley-oops, jugadas espectaculares de toda índole…

Sarunas Jasikevicius reinó en la gran final de la Euroliga. El genial base obtuvo su tercer título consecutivo y fue el principal protagonista y justo MVP. Con 22 puntos, 6 rebotes y 5 asistencias fue la gran estrella del Maccabi Tel Aviv y el jugador que dinamitó el encuentro cuando el TAU Cerámica parecía capaz de remontar una desventaja que había llegado a ser de 16 puntos.

Luis Scola, autor de 21 puntos, fue el mejor de un TAU Cerámica maniatado por la excelente defensa del Maccabi, y que echó en falta una mayor aportación de Arvydas Macijauskas, autor de 13 puntos pero sólo con una canasta de campo ante un marcaje agobiante. Travis Hansen (13) y Calderón (16) fueron los otros líderes de un TAU Cerámica que rozó la gesta pero se le agotaron las fuerzas en los minutos finales.

tau025

Foto: Euroleague. José Manuel Calderón en la Final de la Euroliga de 2005 en Moscú ante Maccabi.

Maccabi se dispara en los primeros minutos

Luis Scola y Arvydas Macijauskas anotaron en los primeros ataques del TAU Cerámica para dejar claro que los vitorianos iban a por todas y no temían a su rival (2-5). Sin embargo, el Maccabi Tel Aviv no tardó en reaccionar y hacerse con el dominio del encuentro. Una canasta de Baston, cinco puntos de Jasikevicius y un triple de Burstein propiciaron un parcial 10-0 (12-5) que cambió el encuentro.

Los problemas acosaban a un TAU Cerámica sin claras ideas ofensivas. Calderón se había cargado rápidamente con dos faltas personales, Hansen le siguió al banquillo no mucho después al cometer la tercera y Macijauskas estaba extraordinariamente defendido.

Como todo el equipo, realmente, ya que si el lituano no podía siquiera levantarse, un Scola acertado no lograba recibir en buenas posiciones y David fallaba lanzamientos de media distancia que no suele errar.

Mientras tanto, el Maccabi Tel Aviv seguía haciendo gala de un tremendo arsenal ofensivo y aumentaba paso a paso la ventaja. Una canasta de Jasikevicius puso por primera vez los 10 de ventaja (21-11), un triple de Kommatos elevó la cuenta a 11 (24-13) y un mate de Baston selló el 26-15 final del primer cuarto.

El TAU no mete; Maccabi, sí

La nula puntería del TAU Cerámica (0/5) contrastaba con la del Maccabi Tel Aviv: 5/5, con tres aciertos del griego Nestoras Kommatos.

Dos consecutivos pusieron una nueva máxima, 36-20, y eso que Parker no había logrado culminar dos alley-oops a pase de Jasikevicius. La salida de Sergi Vidal y, de nuevo, Calderón, había desatascado un poco el ataque del TAU Cerámica (36-24), pero el Maccabi seguía implacable: triple de Burstein, el sexto del equipo sin fallo, y otra vez 15 (39-24).

El TAU Cerámica seguía ahí, no obstante. Iba sumando puntos, mejorando en defensa y haciéndose fuerte en defensa. Y el Maccabi, pese a su gran plantilla, se estaba cargando de faltas: tres de Burstein, dos de Saras, Parker, Baston y Sharp. Una canasta y cinco tiros libres consecutivos de un TAU Cerámica que no tenía pensado desaprovechar oportunidades redujeron la renta israelí a 8 puntos (39-31). Y el Maccabi falló su primer triple. Y otro. Algo estaba cambiando, por mucho que Jasikevicius anotase segundos después una nueva ‘bomba’ desde 6,25 metros.

En el minuto 19, José Manuel Calderón anotó el primer triple del TAU Cerámica (46-36), con claro efecto desatascador. Y es que, pese a que Baston machacó con fuerza en el siguiente ataque hebreo, Travis Hansen sumó otro triple para dejar el electrónico en 48-39 antes de que Kommatos aumentase su cuenta a 13 puntos (los mismos que en todo el Top16), fijando el 50-39 al intermedio.

tau032

Foto:Saski Baskonia. Luis Scola ante Vujicic del Maccabi en la Final de la Final Four 2005

El TAU Cerámica reacciona tras el descanso…

Los 50 puntos del Maccabi era una losa muy importante, pero la diferencia estaba en la defensa de los israelíes. Gershon había planteado defensas muy variadas que sus jugadores estaban ejecutando a la perfección. Macijauskas no podía hacer nada, Scola recibía en pocas ocasiones, David no parecía estar sobre la pista y las penetraciones de los hombres exteriores estaban muy limitadas.

Un robo de Hansen, la tercera falta de Jasikevicius y una canasta del estadounidense permitieron abrir el tercer periodo con excelentes expectativas (50-41), continuadas con un triple de Calderón (52-44). El TAU Cerámica iba a más, pero dos pérdidas en contraataque, una canasta de Burstein sobre la bocina de posesión y una antideportiva sobre Baston mantenían la ventaja amarilla: 57-46.

…y se sitúa a sólo dos puntos

La cuarta personal de Burstein, un perro de presa sobre Macijauskas, abría una nueva puerta a la esperanza.Desafortunadamente, no era su día, e incluso falló un tiro libre. Al rescate acudía Hansen, que con un triple situaba al TAU a siete puntos (59-52), aunque Jasikevicius se ‘inventaba’ una falta de Calderón en un intento triple y devolvía la decena de diferencia al electrónico (62-52).

La diferencia se mantenía, pero la situación era muy diferente. El TAU Cerámica llevaba la iniciativa, con una gran defensa y un ataque sin miedo en el que Travis Hansen daba un paso adelante. Un triple suyo, seguido por dos tiros libres de Macijauskas y otro de Splitter, ponía el partido en un puño: 62-60, minuto 29. Sólo un triple de Jasikevicius evitó que el TAU Cerámica entrase en el último cuarto igualado. 65-62, pero quedaban 10 minutos.

’Saras’, atasco… y nuevo título para el Maccabi

Otra canasta de ‘Saras’, su 20º punto, mantenía al Maccabi (67-62) pese a los esfuerzos de un TAU Cerámica colosal en el rebote y con Scola como gran referente. Vujcic y Baston, no obstante, hacían daño bajo la canasta vitoriana y la diferencia continuaba en cinco puntos (71-66). Siete minutos por delante.


El partido pudo estar en manos de Macijauskas, que por fin consiguió levantarse desde más allá de 6,25 metros. Lo hizo dos veces… y falló. Al TAU Cerámica ya le fallaban los nervios, los rebotes se escapaban de las manos y el paso de los minutos jugaba en su contra. Jasikevicius y Parker, que no perdonan, anotaron de nuevo para elevar la renta de nuevo a 10 puntos, con sólo cuatro minutos por jugarse. Alerta roja.

El TAU Cerámica estaba completamente atascado. No le entraba nada, e incluso Macijauskas fallaba otro tiro libre. Cuando Maceo Baston machacó otro alley-oop a pase de, quién si no, Sarunas Jasikevicius, la remontada ya se percibía imposible.
El Maccabi Tel Aviv era, de nuevo, campeón de Europa para jolgorio de los 7.000 aficionados que poblaban las gradas del coloso moscovita. Los 600 valientes del TAU Cerámica estaban igual de orgullosos; el gran éxito de su equipo no es para menos.

90 – Maccabi Tel Aviv (26+24+15+25): Jasikevicius (22), Parker (12), Burstein (8), Baston (18), Vujcic (13) -cinco inicial-, Kommatos (13), Sharp (-), Halperim (2), Green (-), Dotan (2) y Shelef (-).

78 – TAU Cerámica (15+24+23+16): Calderón (16), Hansen (13), Macijauskas (13), Scola (21), David (4) -cinco inicial-, Prigioni (-), Splitter (6), Vidal (5), Betts (-) y Gabini (-),

Arbitros: Brazauskas (LTU), Cazzaro (ITA) y Jungebrand (FIN). Excluyeron por personales a Burstein (m.37)

Incidencias: encuentro por el título de la Final entre Cuatro de la Euroliga 2004-05 disputado en Olympiysky Arena ante unos 13.500 espectadores. El lituano Sarunas Jasikevicius (Maccabi) fue elegido ‘Jugador Más Valioso’ (‘MVP’), José Luis Rodríguez Zapatero, presidente del Gobierno español, presenció los últimos minutos del encuentro desde el palco.

You must be logged in to post a comment Login

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies