Corbacho:El triple como forma de vida

corbachobote

Foto:Obradoiro.COB. Corbacho en acción

Por @Obrapedia de la www.elobratienehistoria.com

Alberto Corbacho es un jugador que no solo ha dejado algunas marcas difícilmente superables en la corta historia del Obradoiro en ACB. También es sin duda el jugador que más ha progresado en el club, hasta el punto de que se va de Compostela alguien muy distinto al que llegó.

Al Obradoiro llegó en el verano de 2010 como escolta suplente del Tuky Bulfoni. Cinco años después se marcha con destino Euroliga y tras haberse convertido en el triplista más destacado de la ACB.

Algunos obradoiristas se hacen la pregunta de quién le ha dado más a quién. ¿El Obra a Corbacho, o viceversa? Porque es cierto que Alberto tuvo en Santiago la gran oportunidad de su carrera. Llegó avalado en 2010 por Chete Pazo, por aquel entonces gerente del club, al que ya conocía de su etapa en Breogán.

Estaba cerca de los 26 cuando se enroló en un Obra de LEB pero con la vista puesta solo en ACB, una categoría que él no había pisado. Corbacho había labrado toda su carrera deportiva en la división de plata y nadie le había dado la posibilidad de dar el salto. En el Obradoiro encajó perfectamente y encajó también con Moncho Fernández. A partir de ahí todo fue crecer, siempre desde el triple. Porque representa un concepto de jugador-especialista que quizás esté cada vez más en extinción en el basket actual.

El año de LEB fue probablemente el que cambió su carrera deportiva. Consiguió por primera vez el ascenso a la ACB, al que había aspirado sin éxito en otros clubs. Y lo más decisivo, él fue ganando peso e importancia en el juego a medida que avanzó la temporada. Han pasado cinco años pero en Santiago todavía está muy fresca su participación en la final de la Copa Príncipe (MVP) o en el playoff de ascenso. Se sintió importante y asumió la responsabilidad. Explotó.

Corbacho renovó por el Obradoiro y debutó en ACB. El resto de la historia es conocida: cuatro temporadas en ACB, máximo triplista de la competición en las tres últimas y un peso cada vez mayor en el equipo. Hay dos momentos decisivos: la temporada 12-13, cuando alcanzó el mayor nivel de su carrera con un espectacular 40% de acierto en el triple… tirando muchísimo. Eso le abrió la puerta de la selección, aunque fuesen unos segundos en un amistoso en Castellón. El Obra hizo historia colándose en el playoff tras dejar fuera a Unicaja.

El otro ‘momento’ de Corbacho llegó a mediados de la temporada 13-14, cuando el Obradoiro se quedó en cuestión de semanas sin sus referentes (se fueron Muscala a la NBA, Oriol se lesionó y Minnerath se fue a Francia). Corbacho asumió el liderazgo del equipo y para el recuerdo del obradoirismo queda aquella victoria en Las Palmas, con 7 triples y 26 puntos.

Pero es innegable también lo mucho que Corbacho le ha dado al Obradoiro. Cuantitativamente, 498 triples a una media muy fácil de 100 triples por temporada y con una fiabilidad casi absoluta en el tiro libre. Cualitativamente, una gran conexión con la afición y con la ciudad. Afición que, por cierto, celebró sus triples más que los demás. Y que agradeció su capacidad para acudir a todo tipo de saraos y marrones siempre que era requerido.

Creo que en Vitoria va a tener dos grandes retos y una oportunidad. Lo último está claro: competir donde nunca lo hizo y (supongo) que siempre soñó hacer, en grandes plazas del basket europeo y en plena madurez.

Los dos grandes retos: el primero, demostrar que es algo más que un triplista, y que sus problemas a la hora de defender a jugadores más rápidos y ágiles o en la toma de decisiones no le impiden estar en un equipo que aspira a todo. El segundo, aprovechar al máximo los (previsiblemente) pocos minutos que tenga, con independencia del rol que le quiera asignar Perasovic.

Quizás esto determinará el grado de éxito de Alberto Corbacho en Baskonia. Tendrá oportunidades y máxime en un equipo que alterna dos competiciones. Pero no tendrá los minutos que tenía en Obradoiro y, sobre todo, las licencias que tenía en Santiago. En Baskonia no podrá lanzar 15 o 16 triples como llegó a hacer en algunos partidos con el Obra. O quizás sí. Solo el tiempo (y su grado de acierto) lo dirá.

You must be logged in to post a comment Login

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies