1994 El año del boom baskonista

Foto:El Correo. Celebrando en Cholet el pase a la Final de la Recopa de Europa de 1994

Por Rubén Gazapo Ramos

No podía dejar pasar la oportunidad a lo largo del presente año (2004) de celebrar diez años después el inicio del asentamiento del Baskonia como equipo grande, triunfador y campeón.

En anteriores reportajes se hablaba del salto de calidad que había dado el Baskonia con la llegada en primer lugar de Josean Querejeta a finales de los 80 y de Herb Brown en el aspecto deportivo un par de temporadas después.

Las temporadas 90/91 y 91/92 fueron apoteósicas para lo que tanto el club como la afición estábamos acostumbrados a presenciar históricamente. Dos años espectaculares en los que el equipo comenzó a ver posible que se podía aspirar a algo más, a ver que poco a poco las distancias con los equipos grandes se recortaban y por qué no algún día estarían al alcance de los baskonistas.

Ese día llegó o mejor dicho esos días llegaron  en el primer trimestre del año 1994. El Baskonia ahora conducido por Manel Comas vivía una temporada de transición respecto a la nefastata temporada 92/93 en la que el proyecto de crecimiento   del club de Zurbano se vió empañado por una mala temporada deportiva.

Herb Brown no acabó aquella temporada en Vitoria, Arlauckas fue traspasado al Real Madrid, Chicho Sibilio se retiraba del baloncesto, y los numerosos jugadores que pasaron por Gasteiz en aquella temporada emigraron a otros destinos.

El club apostó por Manel Comas, uno de los grandes entrenadores nacionales que dejaba el CAI Zaragoza para hacer del Baskonia un equipo luchador, con gente muy joven  (Juan Pedro Cazorla, Iñaki Gomez, Rafa Talaveron, Santi Abad…) y una columna vertebral formada por Pablo Laso, Ramón Rivas y Marcelo Nicola ,a la que se les unió Velimir Perasovic (todo una estrella del basket internacional) y el exótico Ken «animal» Bannister.

El Baskonia repetía presencia en competiciones europeas por tercer año consecutivo, en esta ocasión se estrenaba en la Copa Saporta (entonces llamada Copa de Euoropa o Recopa). Sin descuidar una Liga ACB en la que los favoritos eran otros, pero con la intención de dar guerra y volver  a  intentar llegar lo más lejos posible.

Con todos estos ingredientes lo más optimistas no creo que se atrevieran a pronosticar unos momentos tan emocionantes e inolvidables que se pudieron vivir meses después en la Ciudad.En apneas tres semanas, el Baskonia doblegaba en  emocionantes semifinales de la Copa de Europa al Cholet de Antonie Rigaudeau ,en el tercer encuentro disputado en la localidad francesa por  83-90 clasificándose así por primera ver en su historia para una final europea.Su rival sería el Olimpija de Lubliana y el escenario la ciudad suiza de Lausana.Entre el partido de Cholet y la final de Suiza.

manelypacogarcia

Foto: El Correo. Paco García y Manel Comas en el vestuario de Cholet

El Baskonia disputó y de qué manera la Copa del Rey de Sevilla, plantándose en la final ante el mismísimo Barcelona de Aito Garcia Reneses, habiéndose impuesto al Joventut (que se proclamaría poco después campeón de la Euroliga) de Zeljko Obradovic (con morbo incluido con Manel Comas) y al Estudiantes en semifinales , partido que se vio marcado por el grave impacto que sufrió Marcelo Nicola al realizar un mate, cayendo estrepitosamente contra el suelo…en una acción que muchos temieron por su vida.

Los de Comas jugaron un partido memorable con la incertidumbre  de no conocer el estado de Nicola.Afortunadamente el hispano argentino pudo restablecerse esa misma noche, y el Baskonia imponerse al Estudiantes confirmando así su pase a la final de Copa. La primera en su historia.

El Baskonia provocaba la admiración de los aficionados de todo el basket nacional y los medios como no también se hacían eco de las proezas de este equipo, a priori no tan capacitado para  llegar a estas cotas tan altas. El diario El Correo en la víspera a la final europea (15 de Marzo del 94) de Lausana recogía los opiniones, y los ánimos de lo más granado del basket ACB.

(E.Ortiz de Arri), Al preguntarles por la clasificación del Taugrés para la final de la Copa de Europa, técnicos y jugadores nacionales expresan su admiración  por este logro del equipo azulgrana. Otros más vinculados al club, se han llegado a emocionar en los últimos partidos y esta noche quieren repetir ese sentimiento.

El periodista de televisión Ramón Trecet se encargará de  retransmitir el partido por La 2. Según confiesa, la clasificación del Taugrés para la final le sorprendió «a priori», aunque luego » viendo el rendimiento de Iñaki Gómez ,  y sobre todo, de Santi Abad, no me parece tan extraño. Abad ha sido sin duda el fichaje del año en el Baskonia.»

Trecet, natural de San Sebastián, destaca el hecho de que «si gana, este club se convertirá en el primero de Euskadi que consigue un titulo europeo en deporte colectivo». Además está convencido de que el Taugrés vencerá en Lausana porque «Laso no ha ganado nunca nada importante.

Lo mismo ocurre con Bannister, Rivas, Abad, Juan Pedro Cazorla.Solo Perasovic. De repente tienen la gran oportunidad, el partido de su vida. Así que es esto no se les puede escapar. El jugador que peor ánimo tiene es Nicola,  porque no puede jugar.

Foto: Saski Baskonia. Herb Brown

Herb Brown, el entrenador que más éxitos ha dado al Taugrés en los últimos años, se alegra del nuevo momento de gloria que vive el club, la ciudad. «La gente de Vitoria merece un buen equipo.

Siempre esta detrás» , dice el técnico norteamericano no conoce bien al Olimpija y por eso prefiere no aventurar un resultado, pero «Comas es un entrenador muy listo en el banquillo», advierte.Además no escatima en halagos hacía la plantilla. «El Taugres, tiene un equipo de calidad, dos hombres grandes muy fuertes: un base que dirige al equipo; uno de los mejores doses de España y Europa como es Perasovic.

También se que Abad puede hacer muchas cosas. Presentará muchos problemas».  Y no se olvida  de los suplentes baskonistas, «el banquillo en un poco «delgado», pero tengo mucho respeto por Iñaki, JP Cazorla y Talaverón.  También  Pedro Rodríguez y Txintxurreta.

Manuel Llopis, representante de Taullel -la empresa que patrocinadora del Baskonia-, lamentó no poder «vivir la clasificación para la final porque estábamos preparando una feria. Por eso estábamos fastidiados» No obstante desde Castellón, Llopis dice que en la final » nos vamos a vengar y vamos a vivir el partido desde Lausana mismo. Queremos llevar hasta bufandas». Este éxito no implica una aportación económica mayor  de Taullel al club, aunque si «hay una pequeña cláusula nada importante».

Otro técnico histórico en el Baskonia, Xabier Añua, está que no se lo cree. Representa a la perfección el ambiente de euforia que se vive en Vitoria. Por algo es uno de los principales culpables del auge del baloncesto en la provincia. Recuerda, por ejemplo, el recibimiento al equipo tras eliminar al Cholet. «Fue casi espontáneo.

Yo estaba allí emocionado. Me encontré con gente de mi época como Apráiz o Emilio Ruiz. Era como un sueño. Al principio te daba apuro estar así, pero luego !qué va!, si todos estaban igual, como locos»

.El entrenador vitoriano tiene en su mente un pensamiento interesante. » A muchos esto les parece bobada. Pero una ciudad necesita tener ilusiones.

Todos sabemos que hay cosas más importantes que el baloncesto. Pero por qué negar a alguien esa felicidad» Xabier Añua quiere disfrutar del momento porque «igual esto no  vuelve a pasar en muchos años. O lo mismo vuelve a jugar a la final el próximo año.»

Teme al Olimpija porque «ellos tienen una disciplina y una necesidad enormes», aunque afirma que en el Baskonia «hay hambre de ganar que nos va a dar la victoria. La derrota en la final de la Copa del Rey nos va a dar el triunfo en Europa.

José Grande, miembro de Demencia afirma que, después del Estudiantes, la peña madrileña «siempre quiere que gane el Taugrés. Nos llevamos muy bien con los de allí». Le ha sorprendido la masa social que ha movido el Baskonia al pasar a la final porque «la afición del baloncesto es gente elegida. A veces es demasiado elitista.

Joe Arlauckas ha sido  uno de los mayores ídolos de la afición azulgrana. Desde su nueva estancia  en el Real Madrid permanece atento a la evolución de su antiguo equipo. De hecho habla a menudo por teléfono con Rivas y Laso, y mantiene estrecha relación con Nicola y Paco García. «El Taugrés está jugando muy bien en los momentos decisivos. El tercer partido contra el Cholet lo ganó en parte gracias a Manel Comas, uno de los mejores entrenadores de España. El equipo también juega muy conjuntado.

Es un equipazo, afirma. «Ramón es un líder. Manda en el campo. El Taugrés tiene la suerte de contar con dos entrenadores; uno en el banquillo y otro, Ramón en la cancha». Arlauckas no sólo se acuerda de sus ex-compañeros. También señala que el público de Vitoria » es el mejor de España.

Todavía no ha ganado la final y les recibieron más de 30.000 personas. Mi corazón estará con ellos en Lausana por razones personales. El Taugrés tendrá en Suiza la ventaja de jugar como en casa. Conozco a su afición y se volcará con el equipo en la final. Son los mejores».

Lolo Sáinz, seleccionador nacional, verá el partido por televisión. Prefiere no arriesgarse a hacer pronósticos porque «no conozco muy bien al Olimpija. Pero en cualquier caso, todas las finales so difíciles».

El pase a la final no sorprendió a Sáinz pero si pensaba que el Baskonia atravesaría más dificultades «al no poder alinear a varios de sus jugadores». Además , piensa que el equipo vitoriano » es extraordinario, ya lo demostró en la Copa del Rey.

Poco a poco ha entrado en el grupo de los «grandes». Este club ha tenido una evolución de las buenas. En vez de tener un estirón de repente, ha ido creciendo poco a poco, como debe ser».El seleccionador no cree en este partido deba anotar el nombre de algún baskonista para su combinado. «Para eso mejor fue la Copa del Rey, en la que se veía la evolución en tres partidos. Fue muy esclarecedor. Pudimos ver a jugadores que parecía que habían desaparecido y ahora han vuelto ha demostrar su categoría».

Foto:Alberto Ortega

Alberto Ortega, ex jugador baskonista, siente una sana envidia «porque ahora vivo este momento de cerca pero me hubiera gustado ser protagonista».

El baloncestista, que aún compite en segunda división con el Caja Vital, cree que desde su época, en la que llegó a la primera semifinal de liga, » ya se atisbaba que el club podría conseguir algo así» y asegura que, tras el recibimiento al equipo en la Virgen Blanca, ha quedado claro que » la sociedad vitoriana considera al Baskonia como un fenómeno social.

Sólo Celedón había movido antes a tanta. gente.

Essie Hollis, uno de los jugadores con más carisma en la historia del club, se mantiene bien informado desde su residencia en Miami, ya que habla con Vitoria casi todas las semanas.

Aunque no sabe si podrá ver desde Estados Unidos el partido , asegura que «me van a llamar en cuanto se sepan cosas».

Hollis considera que esta final como todas, «un sueño que todos los jugadores quieren vivir.

Por ejemplo,  en la NBA hombres como Malone u Olajuwon lo han conseguido todo, pero no han llegado a tener un anillo. Es el sueño  de cualquier jugador». Por eso confiesa «me hubiera gustado estar donde están ellos y aportar mis cosas.

El baloncestista, ahora dedicado a la enseñanza, también se mantiene al tanto de los recibimientos que ha tenido el equipo en las últimas semanas. «La única  vez  en que he jugado así, ante casi 40.000 espectadores, fue en Detroit. Pero tener 35.000 personas que salen de su casa  y van a la calle es diferente.

Jordi Villacampa, ha sido uno de los últimos jugadores en sufrir en sus propias carnes el buen momento del Taugrés. El capitán del Joventut asegura que el Baskonia «está jugando muy bien» y recomienda  a los jugadores que en la final «jueguen tranquilos.

Les deseo suerte. Ellos cuando juegan bien, juegan muy bien». El jugador verdinegro considera además importante «que  olviden la derrota de la Copa contra el Barcelona. Lo importante es llegar a muchas finales, porque así seguro que acabarás ganando».

Su entrenador, Zeljko Obradovic, tiene un favorito: «el Taugrés»,  a pesar de que la relación entre ambas partes ha resultado turbulenta esta temporada. El técnico serbio conoce bien al rival del Baskonia y asegura que tiene «unos jugadores jóvenes muy buenos, además de Hauptman desde la línea de 6,25 y un pivot ruso muy grande.

Juan Antonio San Epifanio, Epi, cree que «hay que reconocer la valía del Taugrés al ser el primer equipo que llega a una final sin ser de los grandes».

El capitán de la selección española cree que la derrota ante su club, el Barcelona, en la final de la Copa del Rey no perjudicará al Taugrés, porque «siempre es mejor ganar, pero cuando pierdes ante un rival con un potencial tan bueno como el tuyo no pasa nada. Sí pasa si pierdes ante un adversario inferior».

La clave en cualquier final, según asegura el carismático escolta aragonés «es controlar los nervios» y recomienda a los jugadores baskonistas «que no piensen que está ganado».

lasojofresa

Foto:Mundo deportivo. Pablo Laso ante Rafa Jofresa

Todos estos elogios, ánimos y buenas deseos reflejaban el momento más dulce del Baskonia durante aquella temporada 93/94. Por desgracia en ambas finales pese al buen papel desempeñado el equipo vitoriano cayó derrotado.

En la primera, la de Copa ante el Barça (86-75) tras un partido accidentado y bronco con descalificaciones para ambos equipos, el potencial físico culé se impuso con mucho esfuerzo al deseo y carácter baskonista.

Pese a la derrota Velimir Perasovic fue elegido el MVP de la competición reconociendo así el buen papel desarrollado por los jugadores del Baskonia, Santi Abad y Pablo Laso también rayaron a un gran nivel.Mientras que en  la final  de la Copa de Europa ante los eslovenos del Olimpija, el conjunto vasco no supo parar el excelente juego exterior de la pareja Horvat y Hauptman ni hacer frente a un juego abierto en el que los de Lubiana jugaban sin un pivot nato.

Pese a una tímida reacción baskonista, los de Comas no pudieron impedir la victoria del Smelt Olimpija por 91-81. Pese a ello la numerosa afición alavesa supo reconocer el trabajo realizado a su equipo y agradeció con sus ánimos y sus cánticos todos los grandes momentos de baloncesto vividos durante aquella semanas una vez finalizado en el encuentro  en el Malley Sport Center de Lausana, y un día después en la plaza de la Virgen Blanca de Vitoria una vez más y ante 30.000 personas.

De estas dos grandes citas se extrajo la siguiente conclusión: Para ganar finales primero hay que perderlas…de ellas se aprende, como se ha podido comprobar en estos últimos 10 años.

Aupa Baskonia!!!

You must be logged in to post a comment Login