Bilbao Basket 93-75 Laboral Kutxa Baskonia

 1415_BLB-LBO-(3)

Foto:Acbphoto.Marko Todorovic ante Tillie e Iverson en la zona baskonista

(EFE).- El Bilbao Basket ha arrollado al Laboral Kutxa Baskonia en Miribilla (93-75) en un derbi vasco intenso, igualado en la primera mitad, claramente dominado por los ‘hombres de negro’ tras el descanso y que terminó en una masiva y desagradable trifulca entre los dos equipos ya con todo decidido y a punto de que finalizase el choque.

No habían ocurrido incidencias extradeportivas reseñables hasta que a 7.2 segundos del final, con 91-75, una dura falta de Tornike Shengelia a Dejan Todorovic en una entrada a canasta enfureció al joven serbio, que recriminó la acción al georgiano y abrió unas hostilidades a las que se sumaron los dos equipos en pleno. Unos para ayudar y otros echando más leña al fuego.

Consecuencia de la tangana, los árbitros descalificaron a Shengelia y obligaron todos los miembros de los banquillos, a excepción de los entrenadores a abandonar la cancha de juego.

Un triste final para un intenso partido en el que los de Sito Alonso defendieron su cuarta plaza en la tabla clasificatoria de la Liga Endesa y además superaron al Laboral Kutxa Baskonia en el diferencial de puntos entre ambos equipos en los enfrentamientos directos.

El equipo local basó su triunfo, tan incontestable como disfrutado y celebrado por la afición de Miribilla, en la labor colectiva, un trabajo coral en el que, no obstante, ha sobresalido como la pareja interior Axel Hervelle-Marko Todorovic (26 puntos, 11 rebotes, 7 asistencias, 2 tapones y 41 de valoración entre ambos).

Es dupla, no obstante, ha estado bien acompañada por el resto del bloque básico de ‘los hombres de negro’, con momentos de inspiración de Quino Colom (13 y 6 asistencias) y Raül López en la dirección, rachas de anotación de Dairis Bertans (13), la solidez habitual de Alex Mumbrú (14 y 7 rebotes), apariciones fugaces de Dejan Todorovic y espectáculo por encima del aro de Latavious Williams.

El Laboral Kutxa Baskonia bastante ha tenido con aguantar hasta el descanso el alto ritmo impuesto por el Bilbao Basket menos de 48 horas después de su brillante e importante triunfo de Euroliga en Estambul contra el Anadolu Efes.

No obstante, apenas si Mike James, con un mate impresionante y otro parecido que no al final no entró, y la pelea infructuosa del juego interior (29 puntos y 23 rebotes entre los cuatro pívot de la rotación), que le hizo dominar el rebote (31/42) destacó en un Laboral Kutxa en el menor de los Bertans, Davis (12) perdió su particular derbi con su hermano mayor Dairis (13).

Fue precisamente Dairis el que lanzó a su equipo en un primer cuarto en el que se puso dos veces 7 arriba (12-5, 14-7) antes los visitantes dieran la vuelta al marcador con aparición de James en el final del primer cuarto (21-22).

Se puso rápidamente el Bilbao Basket otra vez por delante al inicio del segundo cuarto, en el que el Laboral Kutxa Baskonia aún mandó otra vez en el electrónico (25-26) y siguió vivo hasta el descanso (40-34).
Pero a la vuelta de vestuario se desataron los de negro y endosaron a sus rivales un contundente 27-15 que finiquitó el partido al término del tercer cuarto (67-49).

Y ya en el último cuarto, antes de la lamentable tangana final, las únicas dudas eran saber cuales iban a ser los guarismos de la máxima ventaja en el marcador, que fue dos veces de 24 puntos (75-51, 77-53), y del resultado final, que quedó en 93-75.

Estadísticas del partido

You must be logged in to post a comment Login

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies